CÓMO CONSEGUIR EL ÓPTIMO VISUAL MERCHANDISING

Artículo publicado en America Retail.

 

Según Wikipedia, Visual Merchandising lo define como: “es la práctica en la industria minorista de desarrollar planos de planta y pantallas tridimensionales para maximizar las ventas. Se puede mostrar tanto productos como servicios para resaltar sus características y beneficios. El propósito de tal merchandising visual es atraer, involucrar y motivar al cliente para realizar una compra”.

Cierta es la definición, no cabe duda de ello. En la mayoría de los casos es fácil entender la teoría, pero…¿Cómo atraemos, involucramos y motivamos para aumentar las ventas?; es decir, la práctica no suele ser tan sencilla.

 

Estaremos todos de acuerdo en que el Visual Merchandising, como técnica, es fundamental y más cuando hacemos referencia al canal retail. Hay muchos elementos ha tener en cuenta para conseguir el ÓPTIMO (sí, en mayúscula)Visual Merchandising.

 

Sí es cierto que los elementos con los que jugamos en un espacio son para todas las tiendas y las marcas los mismos; es decir, la distribución del espacio, el producto, escaparate, iluminación, personal, música, olores, carteles, etc. Ahora bien, no todas los usaran de la misma manera o al menos no deberían.

 

¿Qué debemos valorar antes de crear el óptimo Visual Merchandising?

 

Público Objetivo: identificar a nuestro público es esencial, vital más bien. Saber cómo es, qué quiere, cuándo y dónde. Nos ayudará a crear un visual acorde y así cubrir sus necesidades. El hecho de tener el mismo producto, por ejemplo, en todas nuestras tiendas no significa que en todas ellas se ubicará de la misma manera.

 

Es decir, no es el mismo cliente el que compra en la Quinta Avenida de New York, el que lo hace en las afueras de una ciudad como Barcelona en un centro comercial ó incluso el que compra en el canal online.

La imagen de la marca: una marca transmite cultura y valores. En todo momento ha de respetarse su esencia y reconocer la marca en cuestión, esté donde se esté y se compre donde
se compre.

 

Una vez identificados estos apartados, es cuando se creará el acorde óptimo visual merchandising que a su vez nos proporcionará una coherencia de marca imprescindible por y para el buen desarrollo.